terça-feira, 5 de janeiro de 2016

Qué bien sienta reencontrarnos...





Qué bien sienta reencontrarnos después de horas perdidas para recuperarlas, y recuperarnos.

Qué bien sienta ver tu sonrisa, que tu perfecta voz cuenta anécdotas del día y ríe. Dios, que bien sienta oírte reír y lo que bonito que es, y que eres.

Qué bien sienta una cena a tu lado, mientras me miras, me mimas, y me quieres. Y te quiero.

Qué bien sienta dormir al lado de esa persona, tu persona, tú.

Porque da igual la rutina, la eternidad, los mismos quehaceres diarios, si amas con el corazón, lo monótono sienta bien, y vuela, porque de eso se trata el amor, de que el tiempo vuele, y volar con el.

amarca


cortorelatos.com/