segunda-feira, 14 de dezembro de 2015

Vita somnium





A veces, mi vida abría los ojos en la oscuridad.

Tomas Tranströmer


La vida es sueño y soñar
Es estar vivo
aunque a veces
Cueste distinguir lo que es real
Del sueño o quizás sea
La vigilia solo imagen imperfecta
Un anticipo de la muerte
Émula de ojos abiertos
y los muertos
Ensayan soledad y sombra
Bajo las camas

Algunos días despierto
Con signos evidentes
De haber estado enamorado
Vuelto latido el polvo
Del gusano y en ceniza

La dulce pedrería de carne
Luces libres en el vuelo
Sin el peso del reflejo que las lastre
Aunque apenas recuerde
Con quién me lo monté

Porque estoy enfermo y sueño
Casi siempre con mujeres
Desconocidas a veces
Conocidas otras pero nunca
Contigo
y no es
Porque no quiera

Les suelo poner gafas
A esas titis
entiéndeme
Nada más y unos tacones
Altos de aguja en zapatos
Negros brillantes sandalias
Rojas amapolas sus sexos
Florecidos en el rubio
Trigal del vello

Gafas grandes y redondas
De pasta que les dan un cierto
Aire intelectual
Y suelen ser un poco estrábicas
O al menos bizquean
Al penetrarlas

Es extraño pero todo
Es perfecto créeme
Y hay amor sincero
Y podría morir con cada una
Y consumirnos juntos

Ayer me acosté con hambre
Creo que te lo he dicho
Justo cuando acabé
La cajetilla de Chéster

Es triste trabajar tanto
Para no llegar nunca
A fin de mes

Anoche
tenía frío y no pude
Soñar con ellas
soñé
Que estaba contigo y me amabas
Y mi hijo podía hablar

Anoche soñé
Que me moría

--MMM--


Influa Barataria