quinta-feira, 8 de outubro de 2015

NO MATAR

No matar 


I

He mirado tu amor y tu muerte
Centelleantes.
Y era yo tu centro mismo
El rostro en el lago de los dos.
El mundo y la vida en su reflejo,
El gozo en la materia custodiado.
Desnuda estoy en el principio
Antes y después, debajo,
Hay otro clima.


II

En el signo que trazas a mi espalda
Me he tumbado.
Dejo la puesta de sol para otro día.
Afuera no.
Los hilos que nos llevan se dan la mano
en este paraje subterráneo.
Sola no.
La paz sin nadie, no ahora,
este sitio sí,
esta paz sí.


III

Este cuerpo es mi punto de vista,
inclinado al rudo toque de la lluvia,
onda de piedra en el curso del abrazo,
el huso que me hiere cuando tejo,
La hendidura.

8 de octubre de 2015

Dori Campos

Fotografía de Marius Filipoiu







IV

Quiero escuchar otra vez la música que hacemos,
la melodía que va a ninguna parte.
En sagrado tras la máscara, la intimidad lejana
de los peces.
No escapar, no coger nada,
no sacar de la corriente, no matar,
transcurrir de nuevo juntos.


V

Rozo la turba de hojas y ramas,
los nombres que pasan,
sigo el curso de las estaciones nuevas.
El principio está ya lejos,
pura mansedumbre en el agua.
Ofrezco mi cuerpo al cielo sin sombras.
No me sostiene el orden,
sólo la felicidad y el vértigo permanecen.
Desnuda estoy en el principio,
antes y después, debajo,
hay otro clima.


No matar